Crear una aplicación para tu empresa

mar 12
Escrito por: Occam Agencia Digital

Temas: empresa, aplicaciones, desarrollo

¿Estás pensando en una aplicación corporativa? A esa nos referimos. ¿Todavía no cuentas con ella?

Las aplicaciones y los dispositivos móviles son hoy en día una necesidad que camina en nuestro bolsillo. Las empresas han visto en estos sistemas una oportunidad de oro para entrar a actuar con sus clientes. No solo son un escaparate de su oferta, sino una vía de comunicación con sus clientes. Por eso, desde Occam creemos que este post hoy merece poner toda su atención en las aplicaciones corporativas.

Veamos de qué tratan…

¿Qué es para ti una aplicación empresarial?

Para nosotros significa una parte de la informática capaz de ser diseñada para ejecutarla en teléfonos y otros dispositivos móviles. Permiten a los usuarios realizar una serie de tareas de manera rápida y sencilla. Aunque la mayoría de vosotros seguramente estéis pensando en aplicaciones móviles, lo cierto es que también las hay para la web. En este caso, la línea se dirige hacia el acceso de los usuarios a internet mediante el navegador.

Dicho esto, ha llegado el momento de profundizar en las aplicaciones corporativas. Las empresas han visto una oportunidad perfecta en estos sistemas para dar a conocer sus productos y servicios, realizar compras, comunicarse con sus clientes, presentar su oferta, educar acerca del sector, etc. Pero no sirve con cualquier aplicación, sino que tiene que ser una que valga realmente la pena, y eso no puede conseguirlo cualquiera.

Las compañías las utilizan para resolver sus necesidades internas, pero también externas. Dependiendo de sus funciones y la lógica del negocio, las aplicaciones serán de una forma u otra. Deben caminar en sintonía con las reglas de la propia empresa, sus datos, sus valores…

Aplicaciones empresariales para mejorar la organización

Muchas empresas, generalmente medianas y grandes, cuentan con un amplio número de departamentos y áreas diferentes (Comunicación, Marketing y Ventas, Recursos Humanos, Operaciones, etc.). Encuentran dificultades a la hora de organizar la información de todas ellas y de acceder a unos determinados datos en cualquier momento. El caos de la desorganización afecta al funcionamiento de estas compañías, de manera que buscan soluciones.

Las aplicaciones han conseguido poner solución a estos hándicaps empresariales gracias a la creación de plataformas que resuelven sus necesidades en todas las áreas. Sea un aplicación, sean dos o sean las que sean, todas ellas deben caminar en sintonía para formar un auténtico ecosistema organizacional.

Las aplicaciones han sido capaces de conseguirlo.

¿Cuál es el objetivo principal de estas aplicaciones?

Está claro que cuando una compañía decide apostar por la creación de aplicaciones es porque ha encontrado en ellas una solución a sus problemas o necesidades. Sin embargo, el ecosistema de software de los negocios va más allá de las necesidades que podemos ver a primera vista, como puede ser el aumento de la visibilidad de una marca.

El objetivo se enfoca más allá de eso. Es decir, se extiende hacia la meta de hacer sus actividades más efectivas. Aunque suena como un objetivo muy general, detrás de él se encuentran otros objetivos secundarios que les permiten dar pasos hacia este. Por ejemplo:

  • Atraer más clientes.
  • Aumentar la confianza en la marca.
  • Dar a conocer sus productos y servicios.
  • Mantener una vía rápida de comunicación con sus clientes.
  • Para ser más competitivos ante las grandes empresas.
  • Para posicionar sus marcas y crear una nueva forma de negocio.
  • Para ampliar sus servicios.

Y tú, ¿por qué estás pensando en crear una aplicación? ¿Tienes otros objetivos diferentes a estos? Sea cual sea tu respuesta, seguro que estamos de acuerdo en que la economía de las aplicaciones está siendo fundamental para las marcas.

Occam - contacto

Escrito por Occam Agencia Digital

pon un vídeo corporativo en tu vida

Artículos recientes