¿Cómo se hace un Smart contract?

Escrito por: Silvia Solera El 7 de ene

Temas: Smart Contract

La tecnología blockchain ha traído un sinfín de avances, ideas y proyectos a la sociedad, en general, y a las empresas, en particular. Seguro que ya has escuchado hablar del Smart Contract, un acuerdo entre dos o más partes donde se define lo que se puede hacer, cómo y qué sucedería si no se hace. En definitiva, son las reglas del juego que las partes deben aceptar.

¿Vas a poner en marcha tu primer Smart Contract? No te preocupes si no sabes cómo hacerlo, en las siguientes líneas vamos a profundizar en el desarrollo y el despliegue de un contrato inteligente. Lo haremos a través de una guía que esperamos te sirva de ayuda.

¿Estás preparado? ¡Empezamos!

 

Construir un Smart Contract

El primer paso necesario para crear un contrato inteligente es pedir ayuda, apoyarse en expertos o solicitar una consultoría. Si estás pensando en su desarrollo es porque ya te has dado cuenta de todo su potencial, pero ¿por dónde vas a empezar? Todo depende de las necesidades de tu negocio.

Es habitual pensar en Ethereum cuando hablamos de Smart Contracts, ya que nos facilita su Ethereum Virtual Machine (EVM) para ejecutar los contratos inteligentes. Esta máquina virtual se encarga de interpretar y ejecutar las reglas o instrucciones que forman estos contratos, pero con una diferencia: su carácter distribuido en la red. Es decir, todos los nodos ejecutan las reglas. Como consecuencia, se consigue un consenso descentralizado que asegura una red sólida con información transparente e imposible de modificar. Esta ventaja se traduce finalmente en seguridad. Mira los pasos que debes seguir en su creación:

  1. Planificación.

¿Qué quieres que te facilite la creación del Smart Contract? Imagina que quieres aumentar el control en la venta de entradas para conciertos y evitar la reventa y la producción de entradas falsas. La tecnología blockchain podría evitarlo gracias a la verificación de cada uno de los bloques, el seguimiento de la información y su imposible modificación. Una simple línea de código podría establecer el límite de los precios de la reventa de entradas, lo que evitaría comprar grandes cantidades y revenderlas. No les saldría rentable. Así que, piensa, ¿por qué crearías tú un contrato inteligente? ¿Qué problema necesitas resolver?

Gracias a esta tecnología, pueden crearse tickets tokenizados para evitar la falsificación. Muchas personas ya le han visto todo el potencial, ¿y tú?

  1. Conocer las opciones de las DApps.

Si nos basamos en los Smart Contracts desplegados en la red, también podremos crear las famosas DApps, es decir, aplicaciones compuestas por contratos inteligentes que son ejecutadas en la red de nodos de Ethereum. Esta es la plataforma más grande que se ha creado y utiliza su propio lenguaje para redactar los contratos. Sin embargo, existen otras opciones, como Lisk, una DApp basada en JavaScript.

El código backend de las DApps son programas de software que no necesitan una autoridad central para funcionar, ya que funcionan directamente con los usuarios.

  1. Construir el contrato con el lenguaje adecuado.

Por ejemplo, con Solidity. Se diferencia de JavaScript en aspectos puntuales, como las funciones de hash y el requisito de punto y coma. Si creas tu primer contrato con Ethereum, es recomendable usar el entorno de desarrollo remix.solidity.org. Puede que la parte más complicada de trabajar en Solidty sea la integración de su contrato con JavaScript, pero el primer paso es migrarlo a su red de prueba. Otra de las dificultades a superar cuando se crean contratos inteligentes es su conceptualización.

 

¿Dónde usar un contracto inteligente?

Los registros de datos relacionados con la salud pueden ser codificados y almacenados en la blockchain con clave privada que solo daría acceso a determinados individuos. Además, también puede utilizarse para asegurar que la investigación se está realizando bajo la normativa por la que se rige su actividad. Incluso también podría usarse para la gestión médica general.

El sector automovilístico también está viviendo la revolución de la tecnología blockchain y los contratos inteligentes en la cadena de producción. Gracias a estos avances, se pueden agrupar datos para potenciar el desarrollo de vehículos autónomos, controlar la trazabilidad de las piezas fabricadas, optimizar el coste de la logística, evitar fraudes, permitir la conexión entre vehículos y fabricantes, automatizar los procesos, etc. Además, las compañías de seguros de vehículos también podrían beneficiarse de los Smart Contracts gracias a que pueden consultar bajo qué condiciones conducen sus clientes los vehículos.

La cadena de suministro podría beneficiarse de los contratos inteligentes al registrarse los cambios de propiedad, transferir pagos automáticamente, etc. La blockchain aplicada en la logística permite un gran impacto en la cadena de suministro. Cada cambio quedaría registrado.

El sector bancario ha sido, hasta el momento, quien más ha sentido la revolución de la tecnología blockchain debido a su aplicación en las criptomonedas. Desde que el creador del Bitcoin, Satoshi Nakamoto, lanzó la primera moneda virtual en 2009, el sector financiero ha vivido una auténtica revolución en la economía descentralizada. Un ejemplo de esta evolución son las más de 1.300 criptomonedas que existen en la actualidad, así como el lanzamiento que el Banco Santander llevó a cabo de su servicio de pago One Pay FX en 2018. Se trata del primer servicio de pagos internacionales basado en blockchain.

El sector turístico también ha sentido la llamada de esta incesante tecnología, que constituye una pieza clave para la transformación digital de las empresas. En este sentido, la blockchain trae consigo importantes avances en la gestión segura de los datos personales y bancarios de los turistas para las empresas y los propios usuarios. Las consecuencias se verán reflejadas en la reducción del fraude y las reclamaciones, así como la mejora en la gestión de reservas en hoteles, hostales, etc.

El sector energético tampoco podía escapar de la revolucionaria tecnología blockchain, que puede aumentar la seguridad en la gestión de los contratos inteligentes, y actuar sobre la deslocalización del mercado de la energía hacia pequeños productores y consumidores. El sector ha encontrado en la cadena de bloques un aliado perfecto para gestionar los consumos energéticos.

 

Sobre los contratos inteligentes

En definitiva, las posibilidades de los contratos inteligentes, como parte de la blockchain, son enormes en los distintos sectores de la sociedad, desde el financiero, hasta el energético y el turístico, entre muchos otros. Sus ventajas ponen en tela de juicio los procesos clásicos de gestión en las industrias, de manera que ya se están poniendo en marcha diferentes proyectos blockchain. ¿Quieres crear el tuyo? ¿Conoces todas las posibilidades de los Smart Contracts?

Pregúntanos sin compromiso.

Contacto Occam Agencia Digital

Escrito por Silvia Solera

Redacción de contenido como punto de contacto con la realidad. Graduada en Periodismo y en Máster de Investigación en Periodismo: Discurso y Comunicación por la Universidad Complutense de Madrid. Dispuesta a adoptar nuevos conocimientos y a cultivar raíces en una nueva oportunidad: Occam Agencial Digital, donde el contenido adopta una etiqueta crucial: valor.

Descarga nuestro ebook para descubrir el recorrido del desarrollo de una aplicación web

pon un vídeo corporativo en tu vida

Artículos recientes