4 cosas que NO son Inbound Marketing

Escrito por: María Díaz El 2 de oct

Temas: Inbound Marketing, Agencia de Inbound Marketing

Siendo realistas, nos hemos pasado hablando del Inbound por aquí y del Inbound por allá durante mucho tiempo. Es lo que tiene ser una estrategia de marketing efectiva y moderna para las empresas que ha venido para quedarse. Y no solo eso, sino que también te hemos contado algunas cosas acerca del papel del vídeo marketing, las redes sociales, el paso del Outbound al Inbound, etc. Nada que no sepas. Ahora bien, ¿qué responderías si te preguntaran qué no es Inbound marketing? ¿Eh?

Antes de que te pongas a darle vueltas y vueltas a la cabeza, vamos a darte algunas pistas.

4 cosas que NO son Inbound Marketing

 

Los antónimos del Inbound Marketing

¿Alguna vez te lo habías preguntado? Acostumbrados a escuchar hablar de todo aquello que forma parte del universo del Inbound, ¿quién iba a plantearse lo que no es parte de esta metodología? En Occam lo hemos hecho para que no haya lugar a dudas. Vamos a ver de qué se trata…

  1. Intrusión. Inbound es el poder de la atracción, no de la intrusión. Se trata de crear un vínculo emocional con los usuarios y atraerlos de forma natural. Que ellos vengan a ti, no ir de puerta en puerta intentando que nos abran a la fuerza. No te metas en sus asuntos y no les interrumpas. Nadie quiere ser molestado en el momento erróneo. Generarás todo lo contrario al efecto deseado. Di adiós al bombardeo publicitario y da la bienvenida al encuentro natural.
  2. Estrategias que prescinden de la automatización. ¿Todavía no tienes un software para realizar tus acciones de marketing? Si no te has subido al carro de un CRM como el de HubSpot, entonces todavía no eres Inbound. Gracias a la automatización las empresas logran controlar sus acciones de marketing de manera más eficiente, hacer un seguimiento detallado de su impacto y reducir los costes y el tiempo del personal.
  3. Estrategias sin la definición de un buyer persona. Recuerda que es la representación semi-ficticia del perfil de tu cliente potencial. La definición del buyer persona se debería realizar en los primeros pasos de la relación con un cliente. Es la base de tu estrategia de marketing. De todas las acciones que vas a llevar a cabo. Si no lo conoces, ¿cómo vas a empatizar con él? Adapta tu contenido, personalízalo, contextualiza y lánzate a esta fiesta de atracción.
  4. ¿Tu único objetivo es vender más y más o aumentar la captación? Recuerda que esta metodología va de metas de una estrategia completa, y no de ensanchar todo lo posible la parte superior del funnel. Si estás pensando en ser rentable a corto plazo, este no es tu sitio. Pero si lo que necesitas es una estrategia que da resultados a largo plazo, por y para siempre, QUÉDATE. El presente es el hoy, pero pasa rápido y viene acompañado del futuro.

¿Hacia dónde vuela el Inbound Marketing?

Hacia todos los sectores y empresas, independientemente de su tamaño. Se dirige también hacia el crecimiento. Inbound es una flecha que indica avance por medio de creación de contenido, personalización, viralización y analítica. Que rueda incansable de la mano del flywheel. Que hace visible, que capta y fideliza. Que convierte a desconocidos en visitantes, a estos en leads, las oportunidades de venta en clientes y, por último, en prescriptores. Es una metodología con pasado, presente y futuro.

En 2005 se acuñó el concepto por parte de los cofundadores de HubSpotBrian Halligan y Dharmesh Shah. Hoy en día, más del 85% de las empresas que utilizan el Inbound Marketing han aumentado el tráfico hacia su sitio web en los primeros 6 o 7 meses. De cara a los próximos años, la digitalización seguirá brindando a las empresas una oportunidad única para sacar el máximo partido a las herramientas que tienen a su alcance. ¿Cuál es el objetivo final? Optimizar sus resultados. Optimizar sus recursos. Optimizar la experiencia, tanto de la empresa como la del cliente.

Pero…

¿Cómo desarrollar una estrategia? Atento a los pasos

  1. Definiendo tu buyer persona.
  2. Ciclo de compra y embudo de conversión.
  3. Atracción de tráfico cualificado.
  4. Cualificación de las oportunidades de venta.

Como hemos comentado, definir tu buyer persona es el primer paso necesario para poner en marcha tu estrategia de Inbound Marketing y, para ello, es importante preguntarse por las variables demográficas (poder adquisitivo, edad), comportamiento del usuario (dónde busca información, qué le preocupa), hábitos de consumo y cualquier aspecto específico que defina a tu target.

Conocer cuál es el ciclo de compra que va a seguir es más importante de lo que crees, pues dependiendo de la etapa en la que se encuentren, sus exigencias serán distintas. Resulta esencial saber en qué punto de compra se sitúan para ofrecerles lo que necesiten en cada momento. Ya sabes… tú, como empresa, debes estar preparado para satisfacerlos. Piensa en el tono, el tipo y las palabras clave de tu contenido. Y no caigas en el error de pensar que todos los leads son iguales. Para ayudarte, puedes echar mano de herramientas como el Lead scoring o el Lead nurturing.

¿Eres antropocéntrico? Inbound Marketing sí. Porque el hombre es el centro de todo.

Solicita ahora tu consultoría gratuita de inbound marketing

Escrito por María Díaz

Estudiante del Doble Grado en Periodismo y Humanidades en la Universidad Carlos III de Madrid. Apasionada del periodismo que pone en práctica la buena labor de la profesión. Autoexigente, observadora y perfeccionista con ganas de crecer y aprender de la mano del equipo de Occam.
pon un vídeo corporativo en tu vida

Artículos recientes